Antes de decidirte por una peluquería canina en Alcobendas, quizá deberías conocer la enorme variedad de arreglos posibles para el pelaje de tu mascota. Cada raza requiere unos cuidados específicos y cada cliente tiene unos gustos concretos, pero también hay tendencias y procedimientos imprescindibles.

Incluso si tu perro no es de raza, siempre requerirá un tipo u otro de arreglo que le deje bien guapo y aseado. Por eso, si todavía no conoces el trabajo de los pet grooming, es el momento de que conozcas los conceptos básicos, para que sepas qué demandar, cuando acudas a una peluquería canina en Alcobendas.

- Caniches y perros de aguas. Hay que esmerarse a la hora de cuidar sus rizos, para evitar que se formen nudos. Antes de cada baño, conviene dar un buen cepillado para desenredar el pelo. Es habitual pelarlos a tijera, sobre todo en verano. Y la última moda, principalmente con los aguas, es dejarles una lustrosa cresta a modo de crin que recorra la cabeza hasta el cuello.

- Perros de pelo corto (tipo beagle, labrador o boxer). Son razas muy sencillas de asear. Basta un buen cepillado y un baño relajante y tu perro queda como nuevo.

- Schnauzer y terriers de pelo duro. Conviene sanear periódicamente su pelo utilizando la técnica del stripping.

- Las razas de pelo largo y sedoso (cocker, Yorkshire terrier, etc.) necesitan baños y cepillados con bastante frecuencia, ya que tienden a acumular suciedad y olores.

- Golden retriever. A pesar de ser una raza que adora rebozarse en barro, es muy sencillo desprender posteriormente la suciedad con un buen cepillado en seco. Quedará aún más guapo tras un baño y un corte que perfile bien sus faldones, pelo del pecho, parte trasera de las patas y flecos de la cola.

¡Tráenos a tu perro a nuestra peluquería canina Orejotas y sabremos dejártelo la mar de guapo!