Si estás buscando los servicios de una peluquería canina en Alcobendas porque quieres cuidar de la estética y la limpieza de tus amigo peludo, el siguiente post te podría resultar bastante útil. Se hablará sobre la mejor manera de cuidar el pelaje de los perros con el cabello blanco, consejos para su mantenimiento y cuáles son los mejores productos para ello.

La principal diferencia de un perro de pelaje blanco a uno de pelo oscuro está en su sensibilidad, es decir, su piel de un tono rosado es mucho más delicada y necesita ser lavada con unos geles específicos para que no la irriten. Igual que sucede con el cabello de las personas con canas, necesitan ser lavados con los champús que tienen un color azulado o violeta.

Cuando acudas a una peluquería canina en Alcobendas, te explicarán que estos geles evitan que el color blanco de su pelaje se apague o que se vaya amarilleando. Otro aspecto a tener en cuenta es que no por tener un pelo blanco, en apariencia más fácil de ensuciarse, deberemos lavarlo de forma más continuada. Lo ideal es ducharlos una vez al mes, a no ser claro que por circunstancias especiales se ensucie de más y tengamos que bañarlo a destiempo. Una excesiva limpieza también puede llegar a dañarles la piel.

Otra forma que tenemos de evitar que el pelo adquiera un aspecto amarillento es el cepillado. Aunque no nos demos cuenta, su pelaje va acumulando el polvo que hay en el aire y este va tornando el cabello más oscuro.

Desde Orejotas creemos en la importancia que tiene que todos los dueños de mascotas con este pelaje sepan bien qué hacer para cuidarlos y mantenerlos limpios y bonitos. Muchas veces se crean teorías falsas sobre cómo blanquear el cabello blanco de los perros, pero lo único que hacen es crear malas costumbres perjudiciales para su salud capilar.